La falsa fecha del 2031

En los últimos días a surgido un movimiento fanático extremista dentro de la iglesia adventista enseñando que Jesús vendrá en el año 2031, estos grupos para sacar sus cálculos matemáticos manipulan los jubileos y las fiestas judías. Pero esto no es nuevo. La iglesia desde su nacimiento tuvo que batallar con estos movimientos disidentes que se levantan con supuesta nueva luz. La señora White tiene mucho que decir con respecto al peligro de la especulación profética.

El peligro de especular

“Muchos de los que tomaron el nombre de adventistas han incurrido en el error de fijar fechas para la venida de Cristo. Lo han hecho repetidas veces, pero el resultado ha sido cada vez el fracaso. Se nos declara que el tiempo definido de la venida de nuestro Señor está fuera del alcance de los mortales. Aun los ángeles que ministran a los que han de ser herederos de la salvación no conocen ni el día ni la hora. “Empero del día y hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino mi Padre solo”. Mateo 24:36.—Joyas de los Testimonios 1:506 (1879). – {EUD 32.1}

No hemos de saber el tiempo definido ni para el derramamiento del Espíritu Santo ni para la venida de Cristo […]. ¿Por qué Dios no nos ha dado este conocimiento? Porque si lo hiciera, no haríamos un uso correcto del mismo. Como resultado de este conocimiento, existiría entre nuestro pueblo un estado de cosas que retardaría grandemente la obra de Dios de preparar a un pueblo para estar en pie en el gran día que vendrá. No debemos vivir en base a una agitación relacionada con el tiempo […]. – {EUD 32.2}

Usted no podrá decir que él [Jesús] vendrá dentro de uno, dos o cinco años, ni tampoco tiene que postergar su venida diciendo que tal vez no ocurra por diez o veinte años.—The Review and Herald, 22 de marzo de 1892. – {EUD 32.3}

Nos estamos acercando al gran día de Dios. Las señales se están cumpliendo. Y sin embargo, no tenemos un mensaje que nos diga el día y la hora de la aparición de Cristo. El Señor nos ha encubierto sabiamente este asunto para que siempre podamos estar en un estado de expectación y preparación para la segunda aparición de nuestro Señor Jesucristo en las nubes del cielo.—Carta 28, 1897. – {EUD 32.4}

El tiempo exacto de la segunda venida del Hijo del hombre es un misterio de Dios.—El Deseado de Todas las Gentes, 586 (1898). – {EUD 32.5}

Nuestro mensaje no esta basado en fijar fechas

“No pertenecemos a ese grupo que define el tiempo exacto que transcurrirá antes de la segunda venida de Jesús con poder y gran gloria. Algunos han fijado una fecha, y cuando esta ha pasado, su espíritu presuntuoso no ha aceptado la reprensión, sino que han fijado otra y otra fecha. Pero muchos fracasos sucesivos los han identificado como falsos profetas.—Fundamentals of Christian Education, 335 (1895). – {EUD 32.6}

Dios no le da a ningún hombre un mensaje de que pasarán cinco o diez o veinte años antes de que concluya la historia de esta tierra. El no quiere darle a ningún ser viviente una excusa para demorar la preparación para su venida. El espera que nadie diga, como lo hizo el siervo infiel: “Mi señor tarda en venir”, porque esto conduce a un descuido temerario de las oportunidades y privilegios para prepararnos para ese gran día.—The Review and Herald, 27 de noviembre de 1900. – {EUD 33.1}

La fijación de fechas conduce a la incredulidad

“Por haber pasado repetidas veces la fecha fijada por algunos, el mundo se encuentra en un estado de incredulidad más decidida que antes con respecto al próximo advenimiento de Cristo. El mundo considera con disgusto el fracaso de los que fijaron fechas; y porque hubo hombres que se dejaron seducir de este modo, muchos se apartan de la verdad presentada por la Palabra de Dios según la cual el fin de todas las cosas está cercano.—Joyas de los Testimonios 1:506 (1879). – {EUD 33.2}

Muchos serán engañados

“Se levantarán hombres y mujeres, profesando tener alguna nueva luz o alguna nueva revelación que tenderá a conmover la fe en los antiguos hitos. Sus doctrinas no soportarán la prueba de la Palabra de Dios, pero habrá almas que serán engañadas. Harán circular falsos informes, y algunos quedarán prendidos en esta trampa […]. No podemos ejercer demasiado cuidado contra toda forma de error, porque Satanás está tratando constantemente de apartar a los hombres de la verdad.—Joyas de los Testimonios 2:105, 107 (1885). – {EUD 79.6}