La Mentira Sobre El Año 2031

Viene Cristo en 2031

La nueva TEOLOGIA apóstata dentro del las filas del adventismo, mayormente dentro de los grupos fanáticos y extremistas poniendo fechas para la segunda venida de Cristo.

Es común esto: “Siempre habrá en la iglesia movimientos espurios y fanáticos realizados por personas que pretenden ser guiadas por Dios, por aquellos que correrán antes de ser enviados, y que establecerán fechas para el cumplimiento de profecías que aún no se han realizado. El enemigo se regocija con este proceder, porque sus repetidos fracasos y su desviación de la atención hacia puntos falsos provoca confusión e incredulidad.—Mensajes Selectos 2:96 (1897). – {EUD 34.1}

Más claro no lo pudo decir Cristo. «Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre.» S. Mateo 24:36 RVR1960

La postura de ellos es que “el día y la hora nadie sabe”, pero ellos conjeturan que el año si se sabe, su caballito de Troya es jugar con los famosos 6,000, es por eso dicen que Jesus no mencionó el año. Pero lamentamos defraudarlos, pero dentro de esa profecía también están incluidos los años.

“Ni está contemplado en la providencia de Dios que cualquier hombre finito que emplee un instrumento, que haga cómputos con números, símbolos o signos, pueda saber con ningún grado de exactitud el tiempo de la venida del Señor”. Ms 9, 1891.

“Usted no podrá decir que él [Jesús] vendrá dentro de uno, dos o cinco años, ni tampoco tiene que postergar su venida diciendo que tal vez no ocurra por diez o veinte años.—The Review and Herald, 22 de marzo de 1892. – {EUD 32.3}

“Dios no le da a ningún hombre un mensaje de que pasarán cinco o diez o veinte años antes de que concluya la historia de esta tierra. El no quiere darle a ningún ser viviente una excusa para demorar la preparación para su venida. El espera que nadie diga, como lo hizo el siervo infiel: “Mi señor tarda en venir”, porque esto conduce a un descuido temerario de las oportunidades y privilegios para prepararnos para ese gran día.—The Review and Herald, 27 de noviembre de 1900. – {EUD 33.1}

“Si usted lleva el yugo de Cristo, si soporta su carga, verá que hay mucho que hacer en armonía con los siervos de Dios en la obra de predicar a Cristo y a Cristo crucificado. Pero cualquiera que empiece a proclamar un mensaje para anunciar la hora, el día o el año de la aparición de Cristo, ha tomado sobre sí un yugo y está proclamando un mensaje que el Señor nunca le ha dado. – {TM 61.1}.

La última fecha profética fue 1844, después de esta no hay fechas. Reconocemos que poner fechas para eventos proféticos y para la Segunda venida de Cristo, esta en contra de la segura palabra profética. Los adventistas proclaman la segura palabra profética, pero no fijan fechas.

La gente no tendrá otro mensaje acerca de un tiempo definido. Después de este lapso (Apocalipsis 10:4-6), que ahora abarca desde 1842 a 1844, no puede haber ningún cómputo definido de tiempo profético. El cálculo más prolongado llega hasta el otoño de 1844.—Comentario Bíblico Adventista 7:982 (1900). – {EUD 34.4}

Reconocemos que al final de la historia Dios dará mucha luz a su pueblo, referente a temas profético, pero jamás de pronosticar fechas, esto Dios lo ha velado ante los ojos de los mortales, la luz nueva nunca ha de contradecir a la luz vieja, será un desarrollo de la misma.

Por Rafael Díaz